Get Adobe Flash player

Grandes Maestros

Miembro de la Confederación Masónica Internamericana

cmi2

Acceso Privado

MENSAJE DEL SOLSTICIO DE INVIERNO 2013

¿Cuáles son los elementos comunes que están presentes en la imaginación individual y colectiva del humano, en cada solsticio de invierno desde el inmemorial pasado hasta hoy? El temor por la aparente muerte del sol y la esperanza de su renacer.

Este fenómeno astronómico que indefectiblemente se repite cada año – este 2013 a la 1.04 a.m del 21 de junio – ubica al sol en la mayor distancia angular respecto del Ecuador celeste y casi detenido temporalmente, ha inspirado un punto de inflexión, en el tiempo anual, entre un periodo que termina y uno que comienza. El breve espacio de quietud entre lo que se acaba y lo que comienza. La imperceptible pausa entre la inhalación y la exhalación. La exigua inactividad entre los latidos del corazón. El silencio entre dos golpes de un mallete. Lo inmóvil que existe entre dos pasos.

La masonería, celebra el solsticio de invierno por sus connotaciones astronómicas, filosóficas, de enseñanza, ritualísticas, de cosmovisión, etc. Pero fundamentalmente lo conmemora por las implicaciones humanas que encierra su simbolismo. Lo festeja como la fiesta de la reflexión y la esperanza. Porque el solsticio de invierno impele al hombre a hacer, en la quietud del silencio y la penumbra interna, el sano ejercicio de la reflexión de lo vivido y a pensar en lo que y cómo vivirá en el futuro, en ese porvenir que comienza en cada instante.

Reflexión sobre lo hecho y lo que se dejó de hacer. Sobre lo logrado y también acerca de lo no alcanzado. Reflexión de los sueños realizados y por supuesto de los fallidos también. Reflexión sobre los aciertos y los errores, nuestras fortalezas y flaquezas, sobre nuestras virtudes y vicios, en fin sobre nuestras luces y nuestras sombras. Reflexión honesta y objetiva que nos permite establecer en que parte del camino nos encontramos y vislumbrar qué es lo que debemos hacer para alcanzar el ansiado objetivo de ser un hombre de bien. Aquella piedra perfecta que pueda formar parte de la Magna Obra.

Surge entonces la Esperanza como la refulgente luz que nos da la certeza de que lo que aún nos falta por hacer va a ser posible si en ello empleamos nuestras fuerzas y trabajamos con perseverancia y congruencia.

Esperanza, no como una ilusión de recibir sin poner nuestro empeño, no como la espera de un milagro que transforme mágicamente nuestra existencia, sino como la espera del resultado de nuestro trabajo y la bendición de Aquel que mantiene nuestra vida. Si, es cierto que todo lo que tenemos es por Gracia, pero también es incontrovertiblemente cierto que ello también es producto de nuestros sanos esfuerzos, de esa indeclinable decisión de ser cada día un poco mejor, de esa incontenible determinación de servir, de esa convicción de gastar la vida siendo útil.

Dimensiones individuales de Reflexión y Esperanza, pero de impacto colectivo cuando – basado en sus principios y valores y en esta dinámica de reflexión y acción y de Esperanza – el masón toma su rol protagónico en la construcción de la historia de un mundo justo y fraterno en el que cada ser humano pueda alcanzar la paz y la felicidad, porque para esto es que existe, para disfrutar de la existencia. Labor inexcusable que el masón debe realizar en sí mismo, en su ámbito familiar, en su contexto laboral, profesional, social, institucional, cívico, en fin en su multidimensional y holística existencia.

Hagamos en este solsticio de invierno este ejercicio de reflexión y esperanza. Utilicemos esta alegoría solsticial para nuestro examen individual. Porque si bien es cierto que el Universo continúa su curso estemos o no de acuerdo con las leyes que lo rigen… No es menos cierto, que cada uno de nosotros somos parte del Universo y cada pensamiento, sentimiento, acción y palabra de cada uno de nosotros tiene su impacto en la inconmensurable dimensión del cosmos.

Renazcamos de la oscuridad en la luz en este solsticio de invierno y hagamos nuestra incontenible labor de amor y paz.

Trinidad, Solsticio de invierno de 2013

Mensaje de Fin de Año

del Gran Maestro

diciembre 2015

 

adornos de navidad 400x250Ver noticia

GRAN LOGIA E BOLIVIA

86º Aniversario

20 de noviembre

1929 - 2015

 

logo4eVer noticia

IV Congreso Masónico Internacional

"Hacia Un Masonería Innovadora, Participativa y Colaborativa"

 28 y 29 de Agosto

logo4eVer noticia

Mensaje Día de la Madre

21 de mayo de 2015

 

urlVer noticia

Mensaje Día del Padre

19 de marzo de 2015

 

dia del padre regalos 660x350Ver noticia